" Una civilización literaria no se construye a base de lecturas, sino de relecturas; quizá hasta una civilización a secas.[...]Releer es esa alianza discorde, reencontrar, reconocer y descubrir a la vez; encontrar lo que la lectura anterior o incluso alguna otra lectura no nos había revelado. El libro releído nos ofrece algo que ninguna lectura, por precisa que sea, podía darnos"./Giorgio Manganelli, 1990

jueves, 8 de diciembre de 2011

RAFAEL CADENAS / Antología del azar... con imagen y voz








Posiblemente la poesía suceda en los resquicios entre el lenguaje y la mirada, en los márgenes entre pensamiento y sentimiento, pero es capaz de actuar como un vendaval que arrasa al lector y  llega a su centro. Eso sucede con los versos de Rafael Cadenas, Barquisimeto, Venezuela, 1930.







Obra entera, Poesía y Prosa (1958-1995), Editorial Pre-Textos 2007, una edición  cuidada  para lograr un libro sencillo y hermoso. El prólogo del poeta colombiano Darío Jaramillo  sabe transmitir la cualidad única de la lírica de Cadenas:
"Y están además, los poemas en prosa, prosas que son poemas y que enfrentan, como en toda su obra entera, la luz quemante y enceguecedora de las revelaciones, la tiniebla estremecedora, de quien mira hacia adentro."

"Aquí, en un punto y aparte, se me ocurre una explicación de este singular don. Conjeturo que la tierra estaba abonada. No en vano Venezuela es la tierra de José Antonio Ramos Sucre, que en su breve vida dejó una consistente y misteriosa obra poética escrita en prosa."
Los versos de Cadenas emiten esa luz quemante y enceguecedora. Como sus textos en prosa,  y sobrecogen porque ,como añade el  prólogo, Cadenas -que es considerado en Venezuela un clásico vivo y admirado por sus colegas- mantiene en ellos el carácter sagrado y el misterio esencial del mundo.

No parece exagerado situarle entre los grandes poetas en español de todas las épocas, cerca de su admirado San Juan de la Cruz y de los clásicos del Siglo de Oro; ni obviar su conocimiento de Hölderlin, Rilke...Whitman o la influencian asumida y revitalizada a su medida de la tradición lírica latinoamericana.

Jaramillo subraya una preocupación de Cadenas: el misterio que envuelve la existencia : "ahora que las religiones se han secado,"[...] el hombre cuando habla del misterio del universo no se siente incluido, como si no formara parte de él y no le perteneciera; pero el hombre también es misterio "de pies a cabeza,cada poro, cada célula, cada átomo, y el espacio cotidiano en que se mueve es el mismo de las estrellas."

Por eso es difícil hacer una mini-antología de Obra entera; elegir,seleccionar, cortar...en más de 700 páginas de versos y de prosa  y hay que conformarse con una antología aleatoria, hilvanada casi por el azar, donde cada verso merece estar por sí mismo pero también lo hubieran merecido los que han quedado fuera.

NUNCA he sabido de palabras
tanto como quise.

Relegadas en un tiempo,
no me buscan.

Yo también tengo, Auden,
the best dictionaries that money can buy.

Piezas que se alinean
con ahogo.

Nuestra vida es ardua,
queda atrás,
hierve.

No quiero estilo,
sino honradez.
Me sostiene
este vivir en vilo
sin ninguna señal
ni mapa
ni promesa,
en una antesala donde todos trajinan
como empleados
para olvidar.


Si el poema no nace, pero es real tu vida,
eres su encarnación.
Habitas
en su sombra inconquistable.
Te acompaña
diamante incumplido.



.(De Intemperie,1977)

[Ars poética]

Que cada palabra lleve lo que dice.
Que sea como el temblor que la sostiene.
Que se mantenga como un latido.

No he de proferir adornada falsedad ni poner tinta dudosa ni

añadir brillos a lo que es.
Esto me obliga a oírme. Pero estamos aquí para decir verdad.
Seamos reales.
Quiero exactitudes aterradoras.
Tiemblo cuando creo que me falsifico. Debo llevar en peso mis
palabras. Me poseen tanto como yo a ellas.

Si no veo bien, dime tú, tú que me conoces, mi mentira, señálame

la impostura, restrégame la estafa. Te lo agradeceré, en serio.
Enloquezco por corresponderme.
Sé mi ojo, espérame en la noche y divísame, escrútame, sacúdeme.




Légamos jamás recuperados.
De repente, un roce. El universo de la piel. El hilo extraviado en
el viaje.
Estoy bañado por lo que vive, por lo que muere.
Cada día es el primer día, cada noche la primera noche, y yo, yo
también soy el primer habitante.


LA PALABRA no es el sitio del resplandor, pero insistimos, insistimos,
nadie sabe por qué.


FLORECEMOS
en un abismo.

Mandelstam

Vivo
¿a quién debo este honor?

Mi alma vacila. Dante me acompaña

a través de la noche soviética.

Yo vago entre las ruinas

de la Hélade.

No puedo huir.

Esconde
los poemas, Nadezda. Apúrate.

¿Cómo pudiste, César,

destruir
nuestra vivacidad?

He abandonado toda esperanza

a la entrada del campo.

El único que habla ruso

no podía olvidar.
Un dios perdona
un semidiós no.

Los gritos

se pierden en la vastedad de mi país.

ME ARRANCAS
de mí
para mostrarme
la presencia,
el inmóvil ahora
que jamás
se detiene. De pronto
temo estar extraviado.
Quiero preguntar,
pero la tierra
está vacía
como nosotros
los que ya no esperamos,
los que abrevamos en la nada,
los que no tenemos discursos,
los que adquirimos una terrible presencia,
los que tuvimos que construir nuestra casa
sobre los arrasamientos del siglo veinte.

(esculturas y dibujos de Alberto Giacometti, Suiza 1901-1966)




La búsqueda

Nunca encontramos el Grial.
Los relatos no eran verídicos.
Sólo la fatiga de los caminos acompañó
a los que se aventuraron,
pero se esperaban historias,
¿qué sería nuestro vivir sin ellas?

Nada se resolvió,
hubiéramos podido quedarnos en casa.
Es que somos tan inquietos.
Sin embargo, concluido el viaje
sentimos que en nosotros
-ya no rehenes
de la esperanza-
había nacido
otro temple.
Rafael CADENAS,Sobre abierto.Pre-Textos


Rafael Cadenas,Obra entera, poesía y prosa, Pre-Textos, Madrid 2007



Image result for El palacio a las cuatro de la mañana

Giacometti:El palacio a las cuatro de la mañana



El Tao lo que hizo fue jugar
con Basho, la rana y el agua
para facilitarle al poeta el gran hallazgo.

                            *
¡Qué hacía entonces Basho?
Estaba con unos discípulos, pero lo calla
para no ser tenido por maestro
                          
                           *
ESTAS líneas que trazas
te mantienen
como un vigilante nocturno.
                          *
Es arduo desocupar la mente,
Basho lo había logrado y el ruido
del agua volvió a llenársela.



FLOR DEL SENDERO

DE pronto mientras caminamos
hablando, irrumpe
y nos rescata.



DÍAS del falaz relato
gritado por bocas enseñoreadas
tan vacías que solo el poder las llena.



LA DEUDA DE LAS PALABRAS

EL filólogo las espía
les averigua su vida
lugar de nacimiento,
fecha, linaje, eclipses,
regresos, qué desean,
cómo vinieron a dar aquí
donde se esconden para no ver,
a qué hora sufren o si aún cantan.
Hace tanto se amigó con ellas.
Les reprocha eso sí que se vuelvan
cortesanas, que se alquilen,
que se deshonren,
pero sobre todo que cuando los dictadores 
las usan, ellas no les quemen los labios.




Rafael Cadenas, En torno a Basho y otros asuntos, Pre-Textos





documento : Homenaje a Rafael Cadenas en la Casa de América de Madrid,9 junio, 2010. Le acompañan el poeta y prologuista de Obra entera, Darío Jaramillo; el editor de la misma en España., Manuel Borrás y Dulce María Zúñiga.