" Una civilización literaria no se construye a base de lecturas, sino de relecturas; quizá hasta una civilización a secas.[...]Releer es esa alianza discorde, reencontrar, reconocer y descubrir a la vez; encontrar lo que la lectura anterior o incluso alguna otra lectura no nos había revelado. El libro releído nos ofrece algo que ninguna lectura, por precisa que sea, podía darnos"./Giorgio Manganelli, 1990

martes, 4 de noviembre de 2008

EL DIAMANTE AZUL DE LA PRINCESA (Y "PAVANA PARA UNA INFANTA DIFUNTA" )

.


Datos tomados de El País.com:

Diamante azul de 35,56 quilates regalado a la infanta Margarita Teresa de Austria (1651-1673) por su padre, el rey Felipe IV de España, vendido en Londres por 18,7 millones de euros.- 10-12-2008



Dicen que este diamante que Christie's subastará en Londres el próximo 10 de diciembre perteneció a la Infanta Margarita ( 1651-1673). La encantadora princesa de Las Meninas, la princesa sobre fondo azul del Velázquez de Viena con el búcaro de flores marchitándose eternamente, la también princesa pintada otra vez por Velázquez vestida de Azul y que también está en el Kunshistorisches Museum de Viena, porque a esa capital de los Habsburgos austriacos mandaban regularmente los Austrias españoles, retratos de la princesa que ya antes de nacer estaba destinada a casarse con su tío materno, el futuro emperador de Alemania Leopoldo I (1640-1705).

El diamante debe ser de tamaño considerable porque tiene 35 quilates y un quilate,  la unidad de peso para gemas en joyería, equivale a 200 miligramos, pero sobre todo porque se espera que supere en la subasta los 11 millones de €.

Fue un regalado de Felipe IV a su hija . A pesar de la consanguinidad de la familia ( que posiblemente llevara a la extinción de la Casa de Austria a la muerte de su hermano Carlos II el Hechizado, en 1700), la princesa era una niña agradable físicamente, alegre y de buen carácter y su padre la adoraba.

Cuando se casó el diamante azul viajó con ella a Viena como parte de la dote y a su muerte, de parto muy joven, quedó en el patrimonio de Leopoldo. Aunque Margarita tenía 15 años cuando se casó y Leopoldo era diez años mayor que ella y no debía ser muy atractivo, compartían intereses y aficiones como el teatro y la música,y la Corte de Viena fue durante su época un centro importante de la Ópera Barroca. Leopoldo y Margarita parece  que supieron ser moderadamente felices.

El diamante vivió su propia historia, entre las casas reales de Austria y Baviera. Lo llevaron los monarcas bávaros en la orden del Toisón de Oro hasta el final de la dinastía en 1918, cuando el rey Luis III de Baviera, en fecha tan señalada, tuvo que abdicar.Este diamante conocido como el "Wittelsbach azul", por haber llegado a esta aristocrática familia por matrimonio, desde 1964 pertenece a una colección privada.

La procedencia de la joya era la India de cuyas minas llegaban entonces a Europa los diamantes. Hoy se conservan muy pocos de ellos y puede que el más famoso sea el Kohinoor de la Corona Británica.

Sería interesante saber qué precio alcanzaría cada retrato de la Infanta de Velázquez, esas joyas de composición,mancha y forma, color y luz si Christies u otra de las importantes casas del ramo le subastaran.

La princesa de Las Meninas a quien tanto le gustaba la música recibió, mucho después de su muerte, en 1673, un homenaje musical,  Pavana para una infanta difunta, la solemne pieza para la que Maurice Ravel  se inspiró en el recuerdo de esta infanta que sigue mirando al espectador desde los lienzos de Velázquez.








Debajo del diamante azul:
1.- Velázquez, 1653, Infanta Margarita. ól/lz 128 x100 cm. Kunshistorisches Museum. Viena
2.- (Detalle del cuadro anterior)
3.-La infanta Margarita en Las Meninas (detalle)
4.- Velázquez/ Picasso
5.- Retrato de la infanta vestida de azul. 1659 Viena. (Velázquez muere al año siguiente, la infanta tiene ocho años)

6.- Maurice RAVEL. Pavana para una infanta difunta.

No hay comentarios: